LaTeX: Because it’s beautiful

Standard

latex_logo

Qué tal, en esta ocasión os traigo belleza en forma de documentos académicos, técnicos y/o científicos (generalmente).

Voy a hablarles acerca del sistema de preparación de documentos de alta calidad tipográfica por excelencia, que es de hecho estándar para la publicación y divulgación de documentos científicos. ¿Esto por qué? Simple: su calidad tipográfica es comparable a la de editoriales científicas de primera línea. Aunque es utilizado con mayor frecuencia para estos fines, eso no limita para nada su uso; puede ser empleado para crear cualquier forma de publicación. Cabe destacar que hablamos de una herramienta multiplataforma y, por si esto fuera poco, se trata de software libre de código abierto.

Para comenzar, es importante dejar en claro qué NO es LaTeX:

  • Un procesador de textos.
  • Un editor WYSIWYG (“what you see is what you get”).
  • Un formato/extensión de archivos.

Teniendo esto presente, podemos decir que LaTeX es una herramienta práctica y útil de composición de textos, formado principalmente por instrucciones a partir de comandos TeX—en el cual éste se encuentra basado—. Esto quiere decir que el usuario no (necesariamente) interactúa con una interfaz gráfica al editar un documento y, como consecuencia, no ve inmediatamente el resultado final del formato o tipografía de lo que escribe ya que edita un archivo de texto plano… Lo cual puede considerarse su aspecto más radical para usuarios familiarizados con procesadores de texto del tipo WYSIWYG (“what you see is what you get”). Aun así, existen herramientas que facilitan la edición de este tipo de documentos de manera más visual y simple para el usuario (LyX, TeXmacs, entre otros).

Además, esta herramienta cuenta con arquitectura modular, es decir, está formado por un núcleo central o compilador al cual pueden cargársele paquetes (de distribución oficial o realizados por terceros) con funcionalidades específicas sólo en caso de ser necesarios. LaTeX  dispone de innumerables paquetes para todo tipo de objetivos.

Es probable que más de un lector se pregunte: ¿y como por qué ponerle semejante nombre? La respuesta a esta pregunta tiene su origen en la etimología del mismo TeX (se comentó anteriormente que LaTeX está basado en éste); estas tres letras son realmente mayúsculas griegas: tau, épsilon y chi. La palabra griega “tex” , formada por estas tres letras, es la raíz de palabras inglesas como “technical” y “technique”. Después, Leslie Lamport construyó LaTeX sobre TeX, en donde presumiblemente “La” puede reflejar su propio nombre.

Preparación de documentos

LaTeX está basado en la idea de que es mejor dejar la tarea del diseño de documentos a diseñadores de documentos, y así permitir a los autores centrarse completamente en el contenido y no preocuparse mucho por la apariencia de lo que producen.

La preparación de documentos con esta herramienta generalmente consiste en el uso de cualquier editor de textos (o especializados para LaTeX: como Kile, Texmaker, entre otros) en el cual se edita un archivo fuente con extensión .tex. Posteriormente se ejecuta el programa latex para compilar o convertir el archivo fuente a un formato de archivo como PDF o HTML (entre muchos otros formatos de salida permitidos), y a su vez este documento puede ser visto en pantalla, impreso, etc. Si se desea modificar el archivo, deben realizarse los cambios correspondientes en el archivo fuente y éste debe ser compilado de nuevo.

Captura de pantalla 2015-08-29 a las 10.24.08

 

En resumen, ¿por qué editar mis textos en LaTeX? Aquí tenemos varias buenas razones:

  • Calidad superior en tipografía. Because it’s beautiful. Ya, en serio; como se mencionó anteriormente, su calidad tipográfica es comparable a la de editoriales científicas de primera línea y esto realmente con un mínimo de esfuerzo por parte del creador del documento.
  • Facilidad en la estructuración de documentos.  Permite estructurar documentos de manera simple y estándar (cuenta con etiquetas para capítulos, secciones, subsecciones, notas, bibliografía, índices analíticos, etc.) Además, ofrece control sobre largos documentos que contienen referencias cruzadas, tablas, figuras y demás.
  • Portabilidad. LaTeX corre en cualquier sistema operativo en existencia, a diferencia de MS Word que sólo funciona en Windows e incluso OpenOffice que no corre en todas las distribuciones Unix. Incluso se encuentra integrado por default en una gran cantidad de distribuciones Linux.
  • Durabilidad de los documentos. Después de muchos años de haber sido creado, un documento LaTeX produce la misma salida que cuando fue originalmente escrito. En contraste, la estrategia de evolución de versiones de Microsoft hace útiles a los documentos de MS Word durante tan sólo 3 o 4 años en promedio.
  • Independencia del dispositivo de salida. La salida resultante de un documento compilado en LaTeX es siempre la misma, independientemente del dispositivo (pantalla, impresora, etc.)
  • Multilenguaje. Cuenta con soporte para la traducción de la estructura estándar de documentos en una gran cantidad de idiomas.
  • Macros y características de programación. Está formado por un gran conjunto de macros, secuencias encapsuladas de texto y/o código que pueden ser usadas de manera repetida en el documento sólo cambiando su definición.
  • Tipografía matemática. Cuenta con capacidades gráficas para representar ecuaciones, fórmulas matemáticas complejas, notación científica e incluso musical.

 

¿Les parece poco? Conociendo ahora la gran cantidad de beneficios que puede traernos el uso de esta útil (and awesome) herramienta, ¿cuál es el pretexto para no hacerlo?

MS Word y LibreOffice son cosa del pasado; en mi próximo post les presentaré un tutorial básico para comenzar a utilizarlo y un par de tricks que podrían salvarle el día a más de uno de los iniciados.

¡Hasta luego!

 

Fuentes:

One thought on “LaTeX: Because it’s beautiful

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *